Yoga Sutras de Patanjali. Una traducción poética de René Espinoza (René Espinoza)

Yoga Sutras de Patanjali. Una traducción poética de René Espinoza

René Espinoza

Libros Del Pez Espiral

ISBN: 978-956-6158-06-6

295 páginas

 

Por Alejandra del Río Lohan

 

Trascender el sufrimiento ha sido uno de los anhelos más arcaicos, y a la vez contemporáneos, del ser humano. Quizás el intento más serio y efectivo para lograrlo ha sido el Yoga, tradicional disciplina física y mental original de la India, que hoy cuenta con practicantes por todo el mundo, probablemente porque da resultados. El ser humano sí es capaz de trascender el sufrimiento, aunque requiera esfuerzo, devoción y disciplina, la clave está en aquietar la mente. El Yoga promete, a través de varios caminos que confluyen y se entrelazan, acceder a un estado mental en que se suspenden sentimientos y pensamientos para experimentar la verdad del ser. Este estado de suspensión, si se mantiene, permite al practicante conocer la plena felicidad.

“Yoga Sutras de Patanjali” es una de las obras fundamentales de esta disciplina. Se traduce como “aforismos del Yoga”, pero literalmente significa “hilados de la unión”, lo que recuerda al rosario de 108 nudos o cuentas con que yoguis y yoguinis se ayudan a meditar, acá se trata también de una herramienta para alcanzar el Yoga (o unión de cuerpo, alma y mente), pero como un collar de aforismos, un tejido de poemas. Versos de abigarrada sabiduría que fueron escritos por el sabio Patanjali en el siglo III AC con el fin de hacer más accesible el regalo del Yoga, condensando sus principios, prácticas y desafíos en breves sentencias que fueran fáciles de memorizar.

Tenemos que en su origen esta obra, de intención pedagógica, está cruzada por la poesía. O más bien, se basa en la poesía para cumplir con su objetivo de entregar al mundo esta vía de salvación individual. Una y otra vez el sabio Patanjali nos recuerda que es a través del esfuerzo propio, con voluntad y perseverancia, que podremos alcanzar la felicidad. El sabio nos anima a no desfallecer y continuar con entusiasmo la tarea espiritual. Lo que en sí es esperanzador comparado con otras propuestas en que la felicidad se alcanza por gracia, destino o hasta capricho de los dioses. Acá el compromiso del practicante para superar su ignorancia y avanzar hacia el conocimiento es primordial para dejar de estar enredado en la rueda del sufrimiento. Por esta razón la obra fundadora de esta disciplina debe ser, a un mismo tiempo, pedagógica y poética. Si el camino es individual y de esfuerzo, necesaria será una buena guía que asegure al estudiante la victoria.

Es pedagógica porque desea que todos y todas tengan la posibilidad de la liberación y es poética porque solo a través de la poesía es posible hacer tangible las verdades abstractas y trascendentes del espíritu. La poesía es el arte de mostrar una cosa por otra, el Yoga Sutras no es solo un conceptual conjunto de aforismos, es primero un collar, un hilado de versos sabios, algo que podemos ver y hasta palpar, que se hará real, concreto y cotidiano en la medida que lo vayamos internalizando, tocando con la mano de la razón hasta que su sabiduría nos permita abrirnos a la verdadera realidad.

En la presente traducción de Pez Espiral, el maestro chileno del Yoga, René Espinoza, sigue las sendas de su Maestro Patanjali y se pone al servicio del espíritu pedagógico y poético que subyace en esta obra. Y lo hace con magistral cuidado, ampliando los límites de lo poético, en primer lugar, descomprimiendo los Sutras originales, permitiendo una narración, un explayarse, una explicación, una metaforización que bien vale como aclaración y hasta iluminación. Son muchos los momentos en que el lector lego podrá sentirse involucrado- en un ah cercano al eureka- recorriendo las definiciones sublimes de la realidad más abstracta imaginable. Y, en segundo lugar, porque el traductor está pensando en el lector del español, mejor dicho, el lector chileno. De acuerdo con la intención primigenia de hacer una obra fácil de memorizar, el traductor traduce ese mandato ocupando versos rimados de suave y rítmicos sonidos, para hacernos más fácil la tarea, mucho más placentera, de recordar, por la rima y el ritmo, usando con destreza otro recurso poético que genera la mnemotecnia (procedimiento de asociación mental que permite recordar algo más fácilmente) y que llega a nosotros, de forma inconsciente, como poesía oral de raigambre popular. Esto nos ayuda a los legos chilenos, tan lejanos de la cultura y tradición hindú, tan proclives a amar el sufrimiento, a sentirnos un poco más identificados, cómodos y abiertos a los Yoga-Sutras.

Estamos ante un trabajo de traducción pocas veces antes visto en nuestro medio, de precisión y vuelo, de servicio e inspiración. No solo para el practicante del Yoga será un libro de consulta y estudio, también para los que estamos ajenos a tal práctica, pero apreciamos la buena poesía, la poesía eterna de un clásico espiritual. Y quién sabe, lo más probable es que a más de alguno acerque a este camino de liberación.

Lo que leímos

Publicado por el equipo de Loqueleímos.com

Join the Conversation

1 Comment

  1. says: Jose Contreras

    Los Yoga Sutras de Patanjali es un imperdible de los textos clásicos del Yoga. Sin embargo, no recomiendo leerlos a partir de los comentarios o “versos poéticos” de quien, liderando la Academia Chilena de Yoga, debe más de 40 millones por concepto de indemnizaciones por años de servicio a sus ex trabajadores despedidos en ¡¡¡2019!!!. A pesar de tener sentencias dictadas en su contra, no ha pagado UN SOLO PESO. Su irrespeto por las leyes laborales básicas y la falta de consideración con sus ex empleados, que han dejado años de sus vidas en sus aulas sin recibir la justa compensación, no se condicen con la ética que dice representar o ser un “estudioso”. Mejor léase la versión comentada por B.K.S Iyengar. No malgaste su dinero con “chantas”, que pretenden que su visión de la “espiritualidad” esté por sobre de cualquier norma cívica de convivencia.

Leave a comment
Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *