El curso que hice al revés y otros apuntes de profesor (Ignacio Álvarez)

El curso que hice al revés y otros apuntes de profesor (2022)

Ignacio Álvarez (1977)

Laurel editores

ISBN 978-956-9450-82-2

217 páginas

 

Ignacio Álvarez, reconocido académico —doctor en literatura— se despacha en El curso que hice al revés y otros apuntes de profesor un libro de textos, crónicas, anécdotas literarias y personales, entretenidísimo en momentos hasta la risa, en los que vamos siguiendo y desentrañando el gusto por los libros de este profesor universitario.

El curso que hice al revés consiste en una serie de textos breves, de apenas un par de páginas, que cualquiera que siga con algún interés el trabajo de este académico reconocerá provenir buena parte de su web personal. Este conjunto de textos funciona como un espacio libre donde el académico suelta la mano y escribe de todo aquello —relacionado al mundo de los libros— que repleta su interés, sin tener que verse sometido al agobio y estructura de los ensayos académicos. Es el espacio donde un muy buen lector desarrolla sus pensamientos sobre la literatura de una manera mucho más desenvuelta, más sobre la marcha misma en que se formulan los pensamientos, tal vez más desde el lado del impresionismo que del rigor académico al que seguramente se ve sometido a diario. Pero además, y esto es probablemente lo más interesante de este volumen, Ignacio Álvarez nos habla de él mismo como lector, desde cómo se convirtió en alguien que amaba los libros con tanta pasión que decidió dedicarle su vida, hasta los modos en que se puede abordar la lectura de la ficción.

“Los libros hablan, por definición, de lo que le ocurrió a otra persona que no somos nosotros. Eso es la literatura. Ese es su valor. Por eso la leemos, por eso se la escribe, por eso se la traduce”. (página 35)

Se trata de treinta y un textos donde el autor no solo nos cuenta aspectos de su historia personal, sino que habla de los autores que han ocupado su tiempo por su aspecto crucial en la literatura chilena —Baldomero Lillo, Manuel Rojas—, de esos libros que le han parecido sobresalientes en los últimos años —y aquí se detiene especialmente en Muriendo por la dulce patria mía, de Roberto Castillo y A lo lejos, de Hernán Díaz— y también, por qué no, en esos libros que por motivos lejanos a la academia han sabido, en distintos momentos de su vida, llenarle el gusto o hacer más felices su horas. Sobresaliente es el párrafo donde hace una defensa de algunos de los atributos de Isabel Allende:

“Tener el don significaba, en esencia, ser capaz de mantener la atención absoluta del lector, lograr engatusarlo aunque la historia corra, camine, cojee o se arrastre. La campeona en esa categoría, lo digo sin ninguna duda, es Isabel Allende, y de hecho no conozco a nadie en quien el don sea tan visible como en ella. Digan lo que quieran los sacerdotes del dios de los libros buenos: que le copia a García Márquez, que escribe folletines, me importa un rábano.” (página 83)

A Álvarez le interesa por sobre todo cómo la literatura nacional se ha ido construyendo, de dónde viene y hacia dónde va. En ese sentido, con estos textos mantiene una conversación directa con su medio y lo hace siempre desde la vereda del optimismo: más celebra que rabea, más discurre que discute, más se alegra por el hallazgo que echa en cara la falta. En todo ello radica lo ameno de este volumen, en ello y en la prosa relajada, suelta de su autor, que sabe bien qué nos quiere contar, pero como el buen contador de historias, nos entretiene en el viaje, nos engrupe un poco, nos cuenta en el sentido más oral del término. Y en ese engrupirnos con el relato, nos va intercalando los métodos de aproximarnos a un texto, los modos de ver, sus puntos de vista. Como lo hace un buen relato, como lo hace un buen profesor: nos mete la lección mientras nos miente con la ficción de la anécdota.

Written By
More from G. Soto A.
Zona de promesas (Javier Rodríguez)
Zona de promesas (2021) Javier Rodríguez Provincianos Editores ISBN: 978-956-6127-07-9 164 páginas
Read More
Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público.