Aquí empieza nuestra historia (Tobias Wolff)

Our Story Begins: New and Selected Stories (2008)
Tobias Wolff (19-06-1945// )
Alfaguara
ISBN: 8420422746
472 Páginas
Precio Referencial .Cl $ 12.000

 
Hay un momento en la literatura norteamericana en que pareciera haber un renacimiento respecto a los relatos breves. No quiero decir con esto que haya habido necesariamente una época previa de oscurantismo, pero sí quiero destacar que existe un cúmulo de autores contemporáneos que han logrado descollar siguiendo todos una suerte de patrón común, uno bastante interesante desde mi punto de vista. Este florecimiento incluye a varios autores ya reseñados acá, me refiero a Cheever, Carver, Palahniuk (personalmente no estoy tan de acuerdo en meter a Palahniuk en el mismo saco, pero usualmente se le nombra como parte), Ford y al mismísimo Lish. Todos ellos poseen características genéricas comunes y atributos particulares dentro de los cuales uno puede identificar con cierto éxito uno del otro. Particularidades, que en suma, logran a darle a cada cual, así como al conjunto, una extensa riqueza, variantes y temáticas. A este puñado (más otros tantos que se me escapan) se le ha llamado Realismo Sucio, no obstante las aprehensiones de sus supuestos integrantes con dicha denominación conglomerante. Tengo mis favoritos, es cierto. Wolff me parece que es uno de los que destaca.
 
 
 
Tobías Wolff busca escribir el cuento perfecto. No es una conclusión mía. Él mismo lo ha dicho en alguna entrevista con más o menos esas palabras. Este libro, esta recopilación de relatos breves es, en cierta forma, un testimonio. El testimonio de una vida de trabajo entregada a la literatura. El testimonio de aquella búsqueda del cuento perfecto, dentro del propio mundo de Wolff, que no es necesariamente tan ficción ni tan realidad, que roba elementos de su propia vida, de sus recuerdos, de sus historias personales. Wolff escribe sobre sí mismo muchas veces, y al escribir sobre sí mismo lo hace a su vez sobre el hombre medio, sobre aquel que ha vivido el sueño americano y ve cómo este se escapa a todas luces, frente a sus manos, mientras él, impotente, es incapaz de hacer algo que no sea lo que un hombre medio es capaz de hacer. No hay súper héroes. En la realidad del autor sólo hay hombres y mujeres reales, con problemas e inconvenientes reales. Problemas humanos. Sus personajes caen una y otra vez en sutiles problemas de índole moral. Madres que no se concilian con sus hijos, hombres que logran una escalada de venganzas, un critico literario que observa el momento que decidió y condicionó su vida, así como su muerte. Todos ellos se enfrentan a estos problemas morales, a los que ponen frente a su conciencia de lo que comúnmente hacen contra lo que realmente sienten que es lo correcto. Problemas que no son elevados, no son sublimes; son, por el contrario, sumamente domésticos. En ello radica todo su arte.
 
Aquí empieza nuestra historia es la recopilación de años de trabajo. En su mayoría, estos cuentos ya han sido publicados con anterioridad, con excepción del último apartado claramente señalado en la misma publicación. Extrañamente –no tan extraño la verdad, aunque sí inusualmente- Tobías Wolff ha hecho el ejercicio de retocar, remozar, corregir cada uno de estos cuentos antes de volver a publicarlos, decidiendo trastocar un poco el pasado, haciendo crecer estos cuentos junto con su crecimiento como autor. Entiendo que nada ha sido modificado al punto de cambiar finales, o nombres de personajes, sino que se ha dedicado a remozar el uso del lenguaje, a clarificar pasajes, y especialmente a suprimir y cortar todo aquello donde la explicación iba más allá de lo que el lector necesitaba para lograr imaginar la escena. Se ha abierto toda una discusión acerca de si es válido volver a corregir cuentos que ya poseen decenas de años desde su publicación. ¿Es Tobías Wolff el mismo autor que era cuando escribió estos cuentos? Seguramente no. ¿Son sus mismas experiencias y motivaciones las que sostienen su puño al momento de tachar, borrar, adicionar? Misma respuesta. Pero hay que decirlo, y es la única manera en que me atrevo a juzgarlo: el resultado es un tremendo acierto, y estos cuentos de Wolff, especialmente aquellos antiguos, no merecen menos que un aplauso cerrado.
Tags from the story
,
Written By
More from G. Soto A.
Los túneles morados (Daniel Belmar)
Los túneles morados (1961) Daniel Belmar (1906-1991)
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *