Así es como la pierdes (Junot Díaz)

asi-es-como-la-pierdesAsí es como la pierdes (2012)

Junot Díaz (1968)

Random House Mondadori (2013)

ISBN 978-987-658-217-9

207 páginas

 

Así es como la pierdes es la publicación que sigue a la exitosa La maravillosa vida breve de Óscar Wao, novela que debería ser un paradero obligado para cualquiera que quiera acercarse a este escritor dominicano.

Así es como la pierdes es un conjunto de relatos, nueve para ser más exactos, que se reúnen bajo una única idea, conversan entre ellos y producen un efecto acumulativo, consiguiendo con holgura narrar otra historia mayor bajo la cual se reúnen todos estos cuentos. Esta otra historia es sobre la inmigración dominicana en Estados Unidos, la desadaptación y adaptación, la falta de raigambre, la mantención de las costumbres y la vida familiar.

Tal como en La maravillosa vida breve de Óscar Wao, lo primero que salta a la vista y seguramente lo más valioso de todo el conjunto, es la voz del narrador de estos cuentos: Yunior. Junot Díaz, el autor, logra construir tan bien esa voz coloquial, repleta de giros dominicanos, mezclada con la jerga del inglés españolizado, que consigue con soltura crear la imagen de quien nos relata. Y esa es la impresión que provocan estos cuentos: que están siendo contados oralmente. Que las historias de mujeres de anchas caderas, o con tremendos cuerpos y figuras, es algo que te están narrando justo delante de ti. Y, por otro lado, oculto entre esta voz se va desmadejando la historia de esta migración, una migración que no es tan feliz como aparentan sus temáticas (el sexo, las mujeres, algunas fiestas, los automóviles, el colegio o los estudios, o más bien lo que ocurre en los pasillos) y que todo aquello que rodea a esa voz es una construcción inestable, tanto como lo es la vida de puertas adentro, que jamás logra afiatarse en aquellos que han dejado un país atrás para ir a buscar nuevas oportunidades en un lugar donde son constantemente discriminados y donde terminan viviendo en pequeños guetos.

Mira, no te voy a aburrir contándote lo que pasó después que se enteró. Cómo le rogué, cómo me arrastré por encima de vidrios rotos, cómo le lloré. Vamos a dejarlo en que después de dos semanas de este drama, yendo hasta su casa, escribiéndole cartas y llamándola a todas horas de la noche, nos reconciliamos. No quiere decir que volví a cenar con su familia otra vez o que sus amigas lo celebrar, esas cabronas lo único que decían era: No, jamás, never. (pág 17)

Avanzando en los relatos, estos van perdiendo su carácter de anecdotario juvenil. Su tono también se vuelve más espeso. Los relatos giran hacia la intimidad, el crecimiento, la perdida de la familia.

Estuvo hospitalizado por un largo tiempo. Mucho ocurrió antes y después, pero se acabaron las jevitas. Esa parte de su vida había llegado a su fin. De vez en cuando Tammy lo visitaba en el hospital, pero seguía en la misma rutina de siempre; se sentaba, no decía ni pío, ni él tampoco, y después de un rato se iba. ¿Qué coñazo es eso?, le pregunté a mi hermano, pero jamás lo explicó, jamás dijo una palabra. (119)

Sin embargo, Junot Díaz sigue manteniendo siempre un trasfondo juguetón, como si la vida de sus personajes no se explicase si no contuvieren una cuota de locura, arrebato, una alegría entre la pena. Y es ahí donde logra sus mejores dividendos: cuando la historia real se cuela entre el anecdotario que parece falsamente baladí y no tanto cuando conscientemente lo lleva hacia una seriedad que no se le da tan bien como la tragicomedia.

Se trata, otra vez, de un conjunto entretenidísimo, que quizás no logra el vuelo que consiguió con La maravillosa vida breve de Óscar Wao, o es que tal vez esa novela resulta tan redonda, tan bien armada, que termina haciendo sombra a esta publicación que de por sí tiene méritos suficientes para ser alabada.

 

Written By
More from G. Soto A.
El brujo (Álvaro Bisama)
El brujo (2016) Álvaro Bisama (1975) Alfaguara ISBN 978-956-9583-73-5 223 páginas  ...
Read More
Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público.