El funeral del Señor Maturana (Andrés Valenzuela Donoso)


El funeral del Señor Maturana (2012)

Andrés Valenzuela Donoso (1981 –  )

Chancacazo Publicaciones
ISBN: 978-956-8940-24-9
447 páginas
Precio referencial: $ 12.000
La perspectiva del fondo mucho depende de donde esté ubicada tu superficie.
    
Capítulo primero. Un escape en automóvil. Una fuga, para ser más precisos. Alta velocidad por la ciudad. Balazos a sus espaldas. Y luego, el extenso racconto que sirve de explicación y justificación al momento actual de las cosas. Así comienza El funeral del señor Maturana. Todo lo que vendrá después es lo previo, es lo fundacional.
 Cuatro abogados frustrados por la imposibilidad de salir a flote dignamente en el mercado chileno urden una gran estafa. La idea es tan original como simple: se les ocurre simular algo así como la fiesta de despedida de un importante empresario (empresario también ficticio, dicho sea de paso), fiesta que es al mismo tiempo su funeral, porque claro, este personaje inventado ha muerto, y esta celebración vendría siendo algo así como su último deseo, su “beso de despedida” a la sociedad chilena. La idea es insensata e inverosímil y, por lo mismo, a través de ella pone en tela de juicio la sensatez de la sociedad chilena a la que crítica: una sociedad de apariencias, donde lo que importa es estar bien posicionado, el con quién te relacionas y las marcas que compras. Más aun, ni siquiera lo importante es la calidad de esa marca, sino que la posibilidad que existe de que, con lo prohibitivo de su precio, haga de su acceso algo exclusivo (así al menos lo expone el autor). Esto mismo es lo que pretenden lograr con el fingido funeral del sr. Maturana; convertirlo en un evento que, a través de la compra de adhesiones o invitaciones prohibitivas y selectivamente entregadas, se convierta en un evento no solo exclusivo, sino que principalmente excluyente y, por ende, irresistiblemente atractivo para cualquier persona inserta en la mecánica social. Se ha preparado, entonces, una estafa pomposa y la novela tratará de toda su preparación, hasta el día mismo de su puesta en escena y vuelta al comienzo, al punto en que nos encontramos cuando se abre el libro.
Me acuerdo de mi padre diciéndome que es siempre mejor ser masa (…)
Creo haberle respondido que el sujeto cualquiera no cambia el mundo y, muy consecuente con mi visión de pendejo que no sabe una mierda de la vida, que para dejar huella era necesario ensuciarse las manos, quebrar huevos y aguantar el costo que eso pudiera tener.
El viejo, sonriente, solo me dijo una cosa.
¿Y cómo piensas hacer eso?

 Hay varias cosas que destacar sobre esta narración: el uso del lenguaje es lo primero que salta a la vista, que emerge hacia una estética pop, y que contiene y exuda a cada instante una rabia profunda hacia la sociedad o hacia ciertos estamentos de esta. La forma de narrar la historia está al servicio de aquellas filigranas que el autor va haciendo, a veces tocando lo majadero. Contiene elementos que parecieran formar parte más bien de la cultura televisiva, como por ejemplo la construcción del relato que comienza desde un punto para hacer ese largo retorno que pronto cae en la presentación, una a una, de los personajes. Todo lo anterior tiene sus aciertos y sus bemoles. El lenguaje logra brillar en su uso y estética, así mismo la utilización de ciertos recursos en este, como lo es la reiteración de ideas; aunque hay una línea muy débil entre la fluidez (que consigue a grandes tramos) y la morosidad por la misma reiteración, que por instantes se traspasa.
 En suma, es un relato que busca y consigue una cierta amenidad, que es ágil en su mayor parte, cosa especialmente meritoria considerando su extensión, que posee una buena cuota de originalidad en su temática, en esta gran burla y denuesto social o, al menos, en la forma en que se lleva a cabo y que, finalmente, se aproxima con elementos pop a ciertos lugares comunes o clichés que, aunque hubiese sido deseable evitar, dada la misma temática a los que se ha hecho referencia, difícil hubiese sido posible conseguir eludir. Es una novela que concluye con persecuciones, autos en llamas, balaceras y metrallazos en plena ciudad de Santiago, explosiones hollywoodenses y autos que al chocar se convierten en “bolas de fuego”; todo un espectáculo para quien gusta de este tipo de acción.
Otra primera novela de un autor, quien pareciera perfilarse en un ámbito de la literatura en la que en Chile al menos, como nicho, nadie todavía pareciera haberse posicionado y que le da margen para, en un futuro, sacar mayor brillo a lo que ya se ha hecho bien y pulir aquello que todavía busca un mejor trazo.
Written By
More from G. Soto A.

La hondonada (Jhumpa Lahiri)

La hondonada (2013) Jhumpa Lahiri (1967)
Read More

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *