Nosotros (Yevgeni Zamiatin)

We – Мы (1921)
Yevgeni Zamiatin (1884/1937)
226 páginas
Lectorum
Valor referencial .Us $11,00
“Cada mañana, nosotros, una legión de millones, nos levantamos a una misma hora, a un mismo minuto y a un mismo tiempo; todos, como un ejército de millones, comenzamos nuestro trabajo y al mismo instante acabamos”.
El hombre ha soñado con otro mundo, un mundo mejor, un mundo utópico. Probablemente desde sus primeros momentos. En cuanto al universo de la literatura, éste ha sido fiel reflejo de nuestras expectativas. Se me vienen a la mente rápidamente: La Republica de Platón, Utopía de Tomás Moro. Todos ellos han soñado y expuesto un mundo ideal que ellos consideraron mejor. Y así ha sido por siglos. Pero de pronto sucedió que muchos de nuestros sueños, con el paso de los años, comenzaron lentamente a convertirse en realidad. Construimos máquinas que hicieron el trabajo por nosotros, nos volvimos productivos, comenzamos a vivir durante muchos más años, alcanzamos estadios del saber mucho más elevados. Tantas cosas que se materializaron, que para hombres de hace 100 o 1000 años atrás habrían sido casi inimaginables. Todas estas cosas, y tantas otras que se te pueden venir a la mente.Sin embargo, no hemos logrado ese sueño máximo, ese de la felicidad transversal, aquel total estado de satisfacción. Hace unos ochenta años atrás los hombres soñaban con las máquinas, con que estas vendrían a reemplazar el trabajo humano, que nos harían más libres, que nos darían más tiempo, tiempo que utilizaríamos en vivir realmente la vida, ¡qué ingenuos! Y es que “distopía” es el concepto al que estoy tratando de llegar. Existen varias novelas que han sido sumamente populares en ese sentido; seguramente las conozcan al menos de nombre, entre ellas La granja de los animales (1945) y 1984 (1950), ambas de George Orwell, Un Mundo Feliz (1938) de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. Todos las anteriores son, seguramente, las novelas más conocidas dentro de este sub género. Pero antes de todos ellos hubo uno, aquel que fue capaz, sin precedente alguno, de mirar más allá, sumergido en esta Rusia revolucionaria, en la que los ideales se materializaban, pero los efectos producidos no eran los que se pretendían, los sueños se cumplían, pero a final de cuentas notoriamente no era aquello que habían buscado tanto y con tanto ardor. Nosotros es aquel Big Bang. Zamiatin es el ejecutor. Después de esta novela vienen todas aquellas otras, tan similares en tantos aspectos que incluso han sido acusadas de ser plagios directos de eéta (me refiero en esto, específicamente, a 1984, acusada de ser un plagio de Nosotros. Orwell reconocería la tremenda influencia de esta primera novela en su obra, pero negando que haya sido un plagio en sí al aportar a la historia aspectos distintos en cuanto a su propia experiencia como autor).
Veamos de qué va el argumento.
“Volvemos al Paraíso, volvemos a ser pobres de espíritu e inocentes, como Adán y Eva. Ya no existe un bien o un mal. Todo carece de complicación y todo se ha vuelto simple y sencillo, paradisiaco, infantilmente simple.”
En Nosotros nos encontramos inmersos en una sociedad utópica. En ella los hombres y mujeres ya no poseen nombres, sino que son identificados por números. Las casas son de vidrio transparente y todas las acciones de las personas, excepto las sexuales (que también están reguladas) son permanentemente monitoreadas por Guardianes. Eso no es todo. Como si aquel constante agobio no fuese suficiente, todos y cada uno de los momentos del día están reglados a tal punto que los días se desarrollan bajo una mecánica exacta. A este estado de perfecto equilibrio se ha llegado, según se nos cuenta, luego de muchos años pretéritos de guerra, luego de los cuales los sobrevivientes forjaron un gran muro dentro del cual se recluyeron, formando esta sociedad perfecta, en la que se han suprimido todas las latencias nocivas, permitiendo que cada uno de sus habitantes sean felices. Cada una de las necesidades están satisfechas (en apariencia al menos). El hombre se ha convertido en un mecanismo del gran engranaje (¿les suena familiar?). Sobre ellos están los designios de este hombre poderoso, el Bienhechor, quien es el símil al hombre-dios, luego de que el dios-mito ha sido también desterrado. Los hombres lo tienen todo, todo está cubierto, no hay hambre, no hay falta de salud ni educación, pero… ¿y la libertad? Olvídense de la libertad. Aquello es justamente lo que se ha dado a cambio por todo lo demás. De pronto en la historia, como es claro, el protagonista, a través de otros personajes, parece darse cuenta que más bien vive en una cárcel… Y lo demás se los dejo a ustedes.
“¿Liberación? Resulta sorprendente darse cuenta de lo intensos y poderosos que son los instintos delictivos de la humanidad. Y lo digo a plena conciencia: delictivos. Pues los conceptos de libertad y delito están tan estrechamente vinculados como… digamos, por ejemplo, como el movimiento de un avión con su velocidad: si la velocidad de un avión es cero, entonces éste no se mueve; lo cual es absolutamente cierto. Si la libertad de hombre es cero, entonces no comete delitos. El único medio de preservar al hombre del crimen es salvaguardarle de la libertad.”

 

Este libro es importantísimo dentro de la literatura universal. No sólo es el nacimiento de un género, además es la base desde el cual logran crearse obras gigantes como la ya mencionada 1984. El autor, ruso, sufrió a causa de su literatura una especie de exilio, al punto que esta obra fue publicada primeramente en inglés y bastante tiempo después en ruso. Más aún, fue prohibida en muchos países e incluso ahora todavía es muy poco conocida e injustamente relegada a un segundo plano, cuando debería estar en la cima. Las editoriales todavía no se deciden a difundirla. Aún en nuestros días es difícil hallarla en muchos países (acá en Chile, por ejemplo, no pude encontrarla, ni siquiera en una de esas poquísimas librerías bien atendidas que hay, donde el vendedor sí entiende que lo que vende es arte y no un chicle, sólo logré que me ofrecieran importármelo directamente).En razón de lo dicho les dejó este link, desde donde pueden comprar este libro, sin importar el lugar donde estén, con despacho a su domicilio y sin costos de envío (en estos momentos veo que figura como “out of stock”, mala ayuda ,pero es lo que hay). No me pregunten más como comprar en dicha página. Creo que ya fue suficiente publicidad gratuita para ellos.
Tags from the story
, ,
Written By
More from G. Soto A.
Elegía (Philip Roth)
Elegía (2006) Philip Roth (19-03-1933)
Read More
Join the Conversation

2 Comments

  1. says: Evidentia

    Hola, <br /><br />Sólo deciros que me encanta vuestro blog y que os he enlazado desde el mio. Espero que no os importe <br /><br />www.trescalcetines.blogspot.com<br /><br />Gracias y saludos<br /><br />Evidentia

Leave a comment
Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *