Sopa de Wuhan (Varios autores)

filósofos pensadores Zizek Butler Galindo Yáñez Agamben Byung-Cnul Han Markus Gabriel

 

Sopa de Wuhan (2020)

Varios autores

ASPO (Pablo Amadeo)

eBook liberado – Fragmento y descarga gratuita

Algún libro de ciencia ficción escrito antes de este presente y que base su argumento en el futuro podría haber profetizado este período y haberlo denominado como El Gran Confinamiento. Países como India, con una población ingente e incapaz de reducirse en sus espacios, otros sudamericanos, como Ecuador o Chile, aguantando el embiste tras un conflicto social cruento, prefacio anticipado del caos sanitario, o del sur de Europa, con Italia y España a la cabeza y con líderes populistas en sus pies, son los representantes de este momento en el que quedarse en casa es un imperativo social.

Dentro de este golpe a una sociedad hiperglobalizada y productivista, tras el cristal de un cambio drástico en una rutina en la que no se avista un porvenir, tenemos un mercado editorial matizado por medidas desesperadas para no sucumbir, con liberación de eBooks y lanzamientos en ausencia física. En este contexto aparece Sopa de Wuhan, un compilado de filósofos, pensadores y articulistas trabajado por Pablo Amadeo, un editor que usa como sello el de ASPO, acrónimo de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, parafraseando el nombre que tomó el Estado de excepción en Argentina.

En este libro electrónico —porque en el contexto no puede ser de otra forma— nos encontramos con varios textos referidos a las repercusiones de la enfermedad Covid-19 y su proceso social paralelo, escritos entre el 26 de febrero y el 28 de marzo de este año, ordenados cronológicamente y firmados por autores ya clásicos de los estudios filosóficos, literarios y de género, entre ellos María Galindo, Judith Butler, Markus Gabriel, Byung-Chul Han (el único representante asiático) y los italianos Giorgio Agamben o Franco Berardi, quienes escriben desde el epicentro de la crisis.

Si bien la mayoría de los textos están teñidos por incertidumbres y desconfianza, el caso de Agamben resulta emblemático para explicar la transición que ha sufrido parte de la opinión pública al respecto. Siendo el único que tiene presencia con tres textos, en su artículo “La invención de una pandemia”, el primero, se muestra escéptico frente a esta suerte de táctica de los poderes fácticos y evidencia lo ominoso de la posibilidad de contagio.

Sin embargo, en “Reflexiones sobre la peste” se muestra ya más o menos convencido del momento, pero no menos crítico ante las disposiciones gubernamentales y sobre todo ante la idea de que el sistema mental y social de valores cambiará después de esto; una idea, por cierto, que comparte con Berardi, ya más alejado de las disquisiciones filosóficas en algunos fragmentos y confundido entre el hacer y el no-hacer dentro de su propia vida, a saber:

Me doy cuenta de que me metí en un clásico doble vínculo batesoniano. Si no llamo por teléfono para cancelar la cena, me pongo en posición de ser huésped físico, de poder ser portador de un virus que podría matar a mi hermano. Si, por otro lado, llamo, como estoy haciendo, para cancelar la cena, me pongo en la posición de ser un huésped psíquico, es decir, de propagar el virus del miedo, el virus del aislamiento.

¿Y si esta historia dura mucho tiempo?

El texto de Butler funciona también como análisis de la situación previa al estallido del virus. Enmarcado dentro de las primarias demócratas que se estaban viviendo en Estados Unidos, cuestiona la gestión de Trump y todo aquello, amorfo, rancio y nacionalista, que el presidente representa. No solo eso, porque exhibe además su xenofobia tras encasquetarle la nacionalidad china al virus, extrapolando su comportamiento ilógico al papel oportunista que el poder detenta ahora, mucho más que en tiempos de “normalidad”.

En su contraparte política y geográfica, Galindo apela a lo imperioso de hacer comunidad sin poder hacerla, en una sociedad boliviana con una nueva presidenta tras el fin de Evo Morales, constituida por trabajos informales, poca ayuda y contagiada hace mucho tiempo ya por una precariedad que ha encontrado una única salida: la reunión en el espacio público. Yáñez ejemplifica cómo el advenimiento de la enfermedad profundiza el conflicto social y político en Chile, pero ahora dentro de casa, en un país en el que la desigualdad se hace aun más patente y el contagio más paradójico en tanto son los individuos de las clases acomodadas los portadores primeros del desastre sanitario.

Desde otro punto de vista y con un discurso apasionado con visos ansiosos, la intervención de Žižek parece demostrar la consecución práctica de las visiones que ha tenido el esloveno respecto al derrumbe de un sistema capitalista que necesitaba un evento cuanto antes, con un percutador en forma de “enemigo invisible” que ha venido a comprobar que, así como la URSS necesitaba un Chernóbil para tambalearse, la soberbia y egolatría del occidente europeo necesitaba un coronavirus.

Unos más íntimos, algunos más académicos y técnicos filosóficamente hablando, con los conceptos de “comunidad” e “inmunidad” puestos en entredicho, junto a otros crípticos e innecesariamente teóricos, los contenidos de este libro están maquillados por el tono en que se vive la pandemia localmente y, sobre todo, por la idea de que el estado de las cosas debe cambiar después de esto. Una concepción que pervive aunque el “después” como horizonte no esté del todo claro y mientras la teoría del paréntesis, explicada maravillosamente por Caparrós, funcione como consuelo.

Sin inmiscuirnos en si la elección del título, la portada o si la dinámica de la traducción al español son decisiones idóneas, ni mucho menos preguntarnos por los derechos de autor o de publicación si de periódicos y blogs se trata, este archivo funciona como una recopilación suficiente del momento.

Cuando estas cosas suceden, como dice Patricia Manrique, la filosofía tiende a aguardar a que todo pase para decir algo medianamente alejado de lo que ya dicho en experiencias similares. De momento, la sobreestimulación es tal y la información tan omnipresente que las reflexiones aparecen rápidamente, haciendo su expresión difícil de reprimir y emergiendo al fin y al cabo. Mientras nos solacemos en estos primeros vaivenes del pensamiento contemporáneo, queda por ver cuáles son las obras que se publicarán en el futuro cuando ya hayamos masticado y digerido el presente.

Tags from the story
, ,
More from Luis San Martín

Sin destino (Imre Kertész)

Sorstalanság (1975) - Traducción de Judith Xantus Imre Kertész (1929 - X)
Read More

1 Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *